viernes, 7 de enero de 2011

Monte sin piedad



Se empeñó la mañana en despertar,
volvieron a gritar nuestras costuras,
temblorosos ojales cegarán
a los ojos que cercan cien agujas.

Se empeñó la ventana en resonar,
hilvanó cada rayo, cada arruga
que tu gélido filo recortó.
Mil arañas repueblan doce grutas.

Se empeñó nuestra vida en habitar,
bordando siete trinos que retumban
otros tantos murciélagos de fuego.
Presencias que remachan sin disculpa.

Se empeñó el manifiesto en no gritar
ni siquiera exhalar la libertad

20 comentarios:

Laura Caro dijo...

Mucho mejor que despierten las mañanas - aún cuando no nos apetezca-; que la vida es un regalo, Charcos.
Un abrazo fuerte y agrdecido.

Leonel dijo...

Me sigues sorprendiendo, querida pinchos, buen soneto inglés, asonante, y con ritmo de endecasílabos bien logrados.
Me gustaron estos versos sin piedad, como los grises dias que no se apiadan de mì.
Un abrazo fuerte.
Leo

Charcos dijo...

Un regalo que a veces viene rizado Laura, lo alisaremos con paciencia ;)

Un abrazo gordo

Charcos dijo...

;) y yo encantada de sorprenderte ... ahí vamos aprendiendo poco a poco Leo, espero que se vayan apiadando de tí y te iluminen esos grises que cuando aparecen ufff se empeñan en quedarse.

Abrazo de los apretaos y chillaos

El GatoPardo dijo...

Y "se empeñó la mañana en despertar..." que es quizás, lo que más pesa y lo que más duele.

Un abrazo...

Migli2007 dijo...

y que se empeñe nuestra vida en habitar...aunque se ponga pesada la pista y cueste.
Llego tarde a saludarte, pero igual te dejo un gran abrazo. Maffi

Paloma Corrales dijo...

Con todos los pesares, con todas las ausencias, con la mochila llena -si quieres- pero que sigan las mañanas despertando (lo contrario no me gustaría) y sorprendiendo, tal y como tú lo haces.

Besos, una docena.

Charcos dijo...

así es Gato, a veces pesa el empeño, y aún así no ceja

abrazos

Charcos dijo...

nunca es tarde Maffi, se empeña sí (aunque mejor así no ? )

Besicos muchos

Charcos dijo...

;) seguirán querida Paloma, a pesar de que a veces pesan y gritan las costuras..... c'est la vie

Besos muchisisisiisisimos

Ánima dijo...

Puestas de sol y alboradas marcan el duro camino a recorrer pero incluso cuando más lastre parecen llevar nuestros días el tiempo termina por darnos un respiro y nos ayuda a poner cada cosa en su lugar. De eso estoy absolutamente seguro.

Un abrazo.

Charcos dijo...

está bien el optimismo ánima, si al final todo es cuestión de perspectiva---- creo

Un abrazo

Isolda dijo...

Después de lo mazapanes, me sorprendes con esos endecasílabos dispuestos a luchar contra los días grises. Ole, ole y ole, sigue así, Charquitos.
No te cuento la sorpresa que se llevaron mis niños; bueno te la contaré en otro momento.
Muchos besos, como versos para los charcos.

Charcos dijo...

me encanta sorprender Isolda, si es en positivo es puritita magia

besicos a granel para ti

MariluzGH dijo...

muy muy buenos versos, charcos

abrazos

Charcos dijo...

mil gracias Mariluz

Un abrazo

María Socorro Luis dijo...

Y yo que me había olvidado de los Charcos... Surgieron así, tan expontáneos...

llego tarde, pero segura, porque me gusta, ya te dije, tu poética.

Sigue escribiendo que lo haces muy bien.

y abrazos con puritito cariño.

Pedro F. Báez dijo...

Me resulta sumamente musical por y a pesar de la asonancia. Tiene un ritmo, precisamente, de furiosas, expertas, cuasi-quirúrgicas puntadas que suturan sin titubear la gama de sentimientos que bordan impía y magistralmente sobre la tela de una piel insomne. A veces no queda otra alternativa que ser inmisericordes a la hora de crear. Me encantó este poema, Niña de Ranas (donde hay charcos, aunque los pinchen, hay ranas). Besos.

Charcos dijo...

Querida Soco, surgió como una válvula de escape y me estoy quedando aquí más de lo previsto. Me pintas un pedazo de sonrisa de las grandes y seguiré porque me divierte muchísimo y lo necesito.

Abrazos y mil besicos para ti

Charcos dijo...

me has diseccionado con maestría queridísimo Pedro.... croac !!! ;)

yo feliz de que te guste

Besicos a montones para ti