miércoles, 22 de febrero de 2012

Llama da perd ida



He borrado tantos silencios que me balanceo entre la sensatez y el miedo cascada. He vagado en tantos escondites ceniza que ya no distingo si es temprano o respiro alambradas. He intentado parar los latidos una y otra vez, una y otra vez, pero siempre vuelvo con la sonrisa perdida en cualquier día espalda. Mi habitación lo sabe, he buscado entre las hojas del calendario y no recuerdo más que, una y otra vez, las gotas de puntillas y los erizos.

22 comentarios:

Idella Esteve dijo...

Me ha gustado mucho esta prosa poética surrealista.

Felicitaciones y saludos.

Sarco Lange dijo...

Voy a construir un edificio y tú harás el epitafio. Por siempre.

Leonel Licea dijo...

Esos erizos y esas puntillas se me han quedado clavados con sus puntas... Cómo hacen daño!!!
Besicos para ti, niña Charcos, que resuenen y cancelen los silencios.
Leo ;)

Bigmouth dijo...

Una noche me encerré en mi habitación y prendí fuego al calendario, día tras día, ahora tengo un vale de supervivencia que dura hasta el verano del 2014.
Un abrazo.

Almu dijo...

Yo también he borrado unos cuantos, pero aún me queda, y me resulta tremendamente complicado.

Parar los latidos, una y otra vez, una y otra vez.... y.. tantas...

=)
Mmmuak

Paloma Corrales dijo...

Lo leo, "una y otra vez" y duele como un paisaje abismal. Lo bueno de tocar fondo es que sólo se puede seguir hacia arriba.

Besoyabrazo.

.A dijo...

mi habitacion lo sabe, me falta tu ruido desde que ya no estas.

Mothman dijo...

Yo, una vez me escondí debajo de la cama y caí por una madriguera de ratas almizcleras que me llevo al país de las pesadillas. Vigila con las hojas del calendario, y con los rincones oscuros, y con los montones de ropa… no son lugares seguros.

Saludos

Elvira Daudet dijo...

Luisa querida:

Felizmente, al silencio, el miedo y los erizos, les suceden en los calendarios la luz sedosa de la mañana, el calor de la amistad- posiblemente el amor más completo y menos valorado, en el que tú eres muy rica- y los latidos de la poesía, que emerge de lo más profundo de ti como un eco sonoro. Estupendo y taladrador poema.
Besos
Elvira

Charcos dijo...

Gracias Idella aunque en este caso yo no la veo tan surrealista supongo que es porque me nace de ese lugar tan dentro.

Un abrazo grande

Charcos dijo...

Sarco por siempre gracias, aunque los epitafios me dan algo de yuyu por aquello de ser lo último y yo quiero ser y ser y ser y ser y ser

besicossss

Charcos dijo...

a veces Leo los silencios se cancelan otras se expanden como letal niebla que distorsiona la madrugada.

Un abrazo y besicosss

Charcos dijo...

Dichoso tú Bigmouth, barre las cenizas que son peligrosas

besicosss

Charcos dijo...

complicadísimo Almu, y no muy recomendable, quizás es mejor latir sin para una y otra vez, latir y latir y latir.

Besicos guapetona

Charcos dijo...

umm Paloma y cuando sabemos que ya hemos llegado? que no hay más abismo tras el primero. Yo sigo escalando aunque mirar atrás es bueno para saber cuanto se avanza.

besicos amontonaos y apelotonaos ;)

Charcos dijo...

A.

esos silencios duelen

Charcos dijo...

no lo son Mothman, seguiré tu consejo aunque a veces hipnotizan con esos cantos de sirena y esas promesas de lugar seguro.

besicos

Charcos dijo...

Querida Elvira, tienes razón soy rica y afortunada con estos amigos tesoro que últimamente me regalan a cada instante todo.

Besicos no sabes cuantos y un abrazo que pronto vuelva a ser de carne y hueso

Himalia dijo...

Grande leerte..

Charcos dijo...

gracias Himalia, grande que me leas ;)

herZ dijo...

Escribes muy lindo! he leído varios de tus post.

Felicitaciones por tener el don de provocar emociones con tan solo unas palabras bien escritas.

:D

Charcos dijo...

gracias Herz, me dejas sin palabras y con una sonrisa enorme.

besicos