viernes, 1 de abril de 2011

Un beso



Esta mañana me desperté con un beso de esos grandes y redondos, parecía un castillo inflable donde todos los críos estampan alegrías y gritos. Un beso que parecía el sol de mediodía y  cegó las legañas de pereza enquistada, rizó la desidia y aparcó la bruma que siempre se agolpa en los vahos y gotas del baño. Aún lo llevo entre mis pecas, bien orondo y brillante,  con esa sonrisa de despensa llena, de viernes con saldo.

Esta mañana decidí espantar mi decadencia de pintura opaca, de senderos llenos de trastos viejos, con un beso que ahí quedará en la estantería de los juguetes más caros, esos que ni se tocan ni se abren,  y cuando hacemos orden miramos con  triste nostalgia de nube sin lluvia, de música desafinada.

Y ahora escribo con las manos rotas, en este vacío de pared sin araña.


22 comentarios:

Leonel Licea dijo...

Nada mejor que despertar con un beso de esos grandes, inmensos y redondos!!!
Me encanta el modo en que fluye tu prosa llena de poesía, con imagenes que suenan naturales y tuyas.
Me encanta que el vacío sea el de las arañas en la pared, esas no son necesarias.
Un abrazo y un besico para ti.
Leo

Amando Carabias María dijo...

Después de un despertar tan fantástico, es normal que se pretenda prescindir de algunas cosas, pero a veces es imposible.
Magnífica prosa de tono poético, casi surreal.

Isolda dijo...

Esa prosa es preciosa y vitalista Luisa. Me encantan los besos y los gordos y redondos, ni te cuento. Me apunto a estos despertares.
Mchos besos, ya sabes cómo.

Flamenco Rojo dijo...

Tras soñar lo más importante es despertar...y si lo hace con un besazo, lo bordas.

Saludos.

Paloma Corrales dijo...

Hay besos que justifican una existencia, que pueblan un universo y que llenan, que no te falten nunca... A pesar del final que encoge un poco el alma, una prosa poética para soñar.

Un beso, grande, sonoro y orondo.

Montxu dijo...

Me encanta ésta prosa poética, ligera, pura. Un besazo redondo enorme, aunque no sonoro.

MariluzGH dijo...

No me gustan las arañas... así que, mejor la pared vacía.

Me gusta esta estantería de los juguetes más caros que ni se tocan ni se abren... invita a soñar.

Me gusta que me despierten con besos... ayudan a levantarme.

Me gusta cómo escribes poesía... ¡ah no, que esto es prosa! ;)

Tres abrazos y dos besos

Charcos dijo...

nada mejor así es Leo (puestos a pedir, verdad? ), y gracias!!! me dejas con una gran sonrisa.

un puñao de besicos para ti

Charcos dijo...

A veces los sueños son eso... sueños Amando, en ocasiones nos los llevamos pegados hasta que cual pompas de jabón explotan en las manos.

Muchas gracias y un abrazo

Charcos dijo...

Me alegro que te guste Isolda un puñao de besicos para ti

Ps esta vez no me encripté (el próximo me temo que va rarito también )

Charcos dijo...

Nada mejor verdad Flamenco?

Un abrazo grande

Charcos dijo...

Me llevo el tuyo Paloma que llena la habitación entera... a veces faltan y nunca sobran.

Beso enorme para ti

Charcos dijo...

Y a mi que te encante Montxu me chifla.

Otro besazo redondo y orondo para ti

Charcos dijo...

las arañas a mí no me molestan, no dejan de ser vida Mariluz. y todos tus me gusta me chiflan !

Un abrazo apretao y besicos para ti

Sensaciones dijo...

te encuentro aquí!!
Sensacional mi niña!!
me encantó leerte

Un besazoooo con sonido!

Charcos dijo...

uy yo pensaba que lo sabías,me alegro que lo encontraras;)

Besazo para ti también

Begoña Leonardo dijo...

Chapoteo de besos para la princesa del agua, para la reina de los charcos. Me gustaría llevarme este texto para http://pasajera67.blogspot.com, con tu permiso, en breve lo publicaría.

Achuchón

Charcos dijo...

Ay!!! me hace una ilusión enorme por supuesto que te lo puedes llevar te lo he envuelto con lacitos y montones de besos para ti

Elvira Daudet dijo...

Qué envidia, querida Luisa, hace años que no me despiertan con un beso así de rotundo, de esos que se mantienen en el tiempo y te pintan la sonrisa de fiesta. No comprendo, después de ese despertar por el que mataría la reina de Saba, ese verso tristón y roñoso del final. ¿Cómo no resguardaste tu beso del acecho de la tristeza?
Otro gran beso para mañana, cuídalo.
Elvira

Charcos dijo...

Querida Elvira si es que lo fantástico siempre tiene una caducidad en cuanto bajamos a lo real la tristeza se hace la reina poderosa.

Guardaré tu beso en el mejor sitio para que mañana no me despierte huérfana.

Y haré oposiciones para más besos así.

María Socorro Luis dijo...

Toditas las mañanas te mereces un beso así, querida Lu. Ojalá te llegue este mio.

Charcos dijo...

Llegó Soco cuando más lo necesitaba