lunes, 5 de marzo de 2012

de pie

16 comentarios:

.A dijo...

no me asusta la caida si tu estas ahi para darme la mano y levantarme

Almu dijo...

a mi el precipicio me asusta tb...

muuak!

Paloma Corrales dijo...

A mí los dos también, pero quizás el eco permanece aunque te alejes. En cualquier caso "llevo todo el viento negándome la brisa" es una bella (y triste) imagen.

Besazo.

Charcos dijo...

algo así A. aunque en compañía los precipicios se allanan.


besicos

Charcos dijo...

mejor que te asuste almu... mucho mejor

besicoss

Charcos dijo...

el eco es el que siempre hiere, ese después que envuelve todo. No sé porqué siempre lo triste tiene esa capacidad de ser bello, no debiera de serlo y lo es.

o andamos todos locos (que también ;) )

besicosss

sebastiansalinas dijo...

hola charcos, recién me pasó que por no prestar la atención o porque ya es tarde y debo ir a dormir XD he leído la frase distinta y me pareció algo fantástico...
leí tan mal que leí: no me asusta el principio, pero sí su eco

y te estaba escribiendo algo que me parece interesante para compartirlo por más que haya profundizado bajo una palabra que me supone otro planteo del tema. ahí te va en otro comentario :) de paso podés reírte de como la ingeniudad avanza -en el lenguaje- sobre algo que no tiene nada que ver jeje

sebastiansalinas dijo...

decía:

hola!! tanto tiempo charcos! cómo estás?
creo que esa frase: "no me asusta el principio pero sí su eco"

es

la más "universal" desde que yo empecé a leerte... estoy seguro que cualquier persona en cualquier lugar e idioma podría sentirse identificado con lo que sentiste

para mí el eco tiene esa cualidad de belleza pero enrealidad me parece que dicha característica la ven sólo aquellos que quieren cambiar ese eco, los que quieren que el eco vaya mutando hacia la belleza que anhelan en su interpretación bajo una armonía contemplativa. Ahora, aquél que ya no puede ver esa belleza no es alguien que de por sí tenga una naturaleza maldita y no quiera modificar el eco. sino es quien ha sido aplastado por ese eco, podría llamarlo "eco-masa" si me permitís -tarea poco fácil de disolver para el alma, cuando la consciencia se ve limitada por factores culturales alejados al humano en esencia-


(la verdad es muy chistoso leerlo después de todo) como si lo hubiese modificado inconscientemente hacia donde yo quería desallorarlo todo jaja, por lo menos vale la intención :P

adiós

Charcos dijo...

y vaya que si vale!!! que más da lo que yo escribiera por alguna razón le diste la vuelta, y aunque son claramente antagónicos me gusta.

Pero me gusta por ese lazo que de repente se creó, yo soy de la opinión que lo escrito siempre crece, se enriquece con las lecturas, y en este caso de repente mutó. Y si así escribiste ese comentario de lujo el aplauso es para ti y con ovación.

Besicos y gracias

sebastiansalinas dijo...

jaja gracias!!!

el nacimiento es hermoso, pero lo que viene después no lo sabemos.

eso sí fue un "chapoteo"

Elvira Daudet dijo...

Mi querida Luisa:

El precipicio y sus criaturas abismales suelen tener mucho atractivo, el problema es vivir "en" y "con".
Si dirigiera un periódico, te contrataría y te daría un página para que desarrollaras la originalidad de tus ideas; eres enormemente creativa.

Un beso, guapa.
Elvira

Charcos dijo...

si que atraen y a veces demasiado.

Pues a ver querida Elvira si alguno se deja caer, yo me dejo. (sería un sueño... y últimamente se cumplen)

Besicos un montón

Mothman dijo...

Un poema de vértigo.
Besos

Charcos dijo...

vértigo y viento Mothman


Besicos

Sarco Lange dijo...

Si te veo en el abismo me presento y te doy la mano. Si me la tomas nos caemos y todo será una comedia de viento.

Besos.

Charcos dijo...

suena bien ese vuelo Sarco, aquí mi mano.

besicoss