martes, 2 de agosto de 2011

los elefantes siempre vienen descalzos y los bolsillos nunca van con nubes


Tengo guardadas tres canciones nube,
una guitarra con olor a tiempo, 
y un elefante al que subir descalza.

Aún descubro, sin forzar la vista,
el horizonte agazapado en nudos
de viejo olivo y cortijos blancos.
A veces, dejo que se esparzan libres
como salvajes y ruidosos niños.
Otras, prefiero encadenarme al aire
y sortear las telarañas mudas
que multiplican el vacío entero.

Tengo guardadas tres sonrisas rojas
y un adhesivo de papel que brilla
sin elefantes ni zapatos tímidos.


24 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Gracias a que los elefantes van descalzos los cocodrilos son planos.

Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

"el horizonte agazapado en nudos
de viejo olivo y cortijos blancos" me transportas al sur del sur y como si acabara de abrir un frasco de mariposas ahora tus recuerdos por no sé qué especie de alquimia, me recuerdan. Gracias.

Es una preciosidá.

Besos, una jartá.

María Socorro Luis dijo...

Un verdadero encanto, Lu.

La primera y la tercera estrofa, sobre todo irían muy bien para poner letra a ilustraciones infantiles.

Besonube - Hogeimuxu

Sarco Lange dijo...

Entre elefantes, escarchas y altavoces te veremos inaugurar las más altas cordilleras.

Bss.

Leonel Licea dijo...

tiremos fuera las sonrisas de colores, que este poema, no sé porqué, me invita a sonreír y a disfrutar lo que llega.
Me gusta, Charquitos, me gusta sentir esos colores.
Un abrazote y mil besicos.
Leo.

Amando Carabias María dijo...

Siempre la esperanza puesta como bandera de los versos, aunque algunos días las noticias no sean las mejores, nos quedarán los versos.

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Es precioso. Me lo quedo. Veo que en tu poesía entran colores y pefumes primaverales, y eso me agrada mucho.

Un besico.

Leonel Licea dijo...

Me gusta tanto que he vuelto a leerlo, esta es la tercera vez hoy que regreso y - aunque te parezca raro, lo comento de nuevo. y lo twitteo otra vez.
Besicos repetidos.
Leo

jojoaquin dijo...

me rindo como un niño en Hamelín. Ya ni siquiera trato de entender tus versos, sino que me dejo llevar por ellos como me dejo llevar por un buen solista de jazz. Besos

Desconcierto dijo...

Saca esa guitarra de donde la tengas guardada y cántate el poema.

Te sigo...

(ayer llovió, hay charcos en mi barrio)

Charcos dijo...

aplaatante razón tienes flamenco

;)

besicos

Charcos dijo...

sur que mastico a pesar de la lejanía, tengo hambre de Sur Paloma y de mar

besicos con mucho sur

Charcos dijo...

la verdad es que si querida Soco, es lo que tienen los recuerdos que te pones las coletas y vuelve la niña

besicos muchos para ti

Charcos dijo...

mejor bajitas Sarco que lo muy alto da vértigo y frío

besicosss

Charcos dijo...

gracias Leo los recuerdos tiñen de nostalgia aunque no todo es dulce ni de colorines, pero si marca la sonrisa esos recuerdos

besicos montones

Charcos dijo...

ahí quedarán Amando ... espero


besicosss

Charcos dijo...

pero suavecillos Gato aunque la cabra siempre tira al monte y no soy la alegría de la huerta escribiendo jjj

besicosss muchos para ti Gato y gracias mil

Charcos dijo...

jjj gracias Leo por la repetición, así da gusto.

besicos más

Charcos dijo...

gracias Jojoaquin la que enmudece soy yo y me cubro de una sonrisa gigantesca

besoss

Charcos dijo...

desconcierto lo mío no es cantar (aunque lo hago pero sin público) yo te sigo mejor.

estará tu barrio fantástico para chapotear

besicoss

Leonel Licea dijo...

Te he dicho que me gusta este poema?, si no lo he hecho, que sepas que me encanta. esta es la milésima vez que lo leo.... Me gusta!!!!
Besicos.
Leo

Charcos dijo...

y a mí me encantan tus re re re lecturas. Gracias Leo y besicosss

antero dijo...

ay, esos horizontes agazapados en "nudos de viejo olivo y cortijos blancos"

qué bien dicho. un beso.

Charcos dijo...

gracias Antero !! Justo ahí es dónde está el ay ;)

besicos un puñao