sábado, 6 de agosto de 2011

Ve(i)nte -7300 tardes-


Con el vaso lleno de aire derramo el frío. Sólo puedo asegurar que las baldosas son veinte, si las cuentas desde mi lado. Nunca recuerdo por qué te (ll)amaba (v)ida ni por qué se tatuó tu mirada debajo de mis uñas rotas.

De aire, aquel vestido que nunca se arrugó y el catálogo más completo de disfraces, para esconder que ya era tarde para jugar al aquí estás aquí estoy. Y aunque ya pasaron tantos años como baldosas y el viento es tan estéril, sigo - como en aquella canción - empeñándome en dibujar un corazón de tiza en la pared.

Con el vaso lleno de aire, estampo todos los reflejos que retumban en mis jaretas, vuelvo a arrancar la página 26 y cierro el libro (como cada tarde).


20 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Supuras luces y entremedio un trueno surrealista lo enmudece todo.

Abrz.

MariluzGH dijo...

Tienes el don de hacernos "ver" todos los escenarios que dibujan tus palabras... y esas veinte baldosas uufff

un abrazo :)

Leonel Licea dijo...

Y esta vez, el corazón pintado con tiza en la pared, se desangra en de cal del pasado y de uñas rotas. Duele recordar, cuando los espacios se llenan solo de aire, cuando se hace costumbre arrancar y cerrar, siempre en el mismo punto. Es como tropezar con la misma piedra - hablando de canciones de ayer -, mejor cambiar el lado de la cama, y ver que son más de veinte, y en vez de vente, decir lárgate, y hacer borrón y cuenta nueva.
Creo que me é "liao", ay!
Besicos a montones y mil abrazos también.
Leo

Migli2007 dijo...

Tus palabras pincelan y dibujan tiempos idos y añoranzas recurrentes... se podrán borrar esos recuerdos? no, creo que no...
Un abrazo inmenso.
Maffi

Flamenco Rojo dijo...

Un vaso lleno de sesibilidad...

Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

¿Sabes? Yo también cuento baldosas pero lo hago ordenar mis ideas, sin embargo tú lo has hechos para zambullirte en la melancolía de un recuerdo que a juzgar por su fuerza permanece indeleble.

Bello y triste.

Besos y caracolas.

Sentimentiras dijo...

Qué bonito... derramar el frío, me gusta esa idea.

Pero el corazón de tiza... ¿por qué? La tiza se borra!! mejor un rotulador de estos permanentes.

Un beso grande :)

José María Alloza dijo...

Lo leí y no me atreví a comentar, o era incapaz, supongo que algo significa. Las mías no son tantas, pero inmensas, llenan la casa. Un beso.

Begoña Leonardo dijo...

Inundas mi cabeza de sensaciones, tus palabras me hacen bien, gracias

trapecista dijo...

creo que olvidar es una de las cosas más complejas a las que tenemos que enfrentarnos

Charcos dijo...

son esos truenos los que nos despiertan Sarco

besicoss

Charcos dijo...

gracias Mari Luz, son muchas baldosas o pocas según se mire ;)

besicos

Charcos dijo...

es lo que tiene abrir el libro Leo que se puede convertir en un ovillo ;) lo de dar patadas me lo apunto en el margen

besicosss

Charcos dijo...

Maffi los recuerdos se pueden matizar, incluso esconder pero siempre están.

besicosss

Charcos dijo...

Gracias Flamento besicos para ti

Charcos dijo...

La verdad intensa parece que nunca se difumina Paloma, por mucho que coleccionemos años y días.

besicosss más

Charcos dijo...

Gracias Sentimentiras, el corazón de tiza es por la canción, te aseguro que en este caso anda grabado a fuego

besicossss

Charcos dijo...

siempre significa algo, pero es inevitable el paso del tiempo.

un abrazo Jose María

Charcos dijo...

gracias Begoña ese bien me reconforta y me siembra sonrisas

besicosss

Charcos dijo...

olvidar creo que es más que imposible trapecista, mejor aprender a vivir con ellos

besicosss