lunes, 27 de diciembre de 2010

sueños sin funda (miento) -versión final-


Conjugar el verbo donde
rompemos tardes sin pudor.
Huye postrero el amor
aunque el azul siempre ronde,
y es el sueño quien responde
incendiando añejos tramos
que disuelven grises ramos
del estruendo en el silencio,
al navegar sin trapecio
sin peso ni desparramos.


Cómo creer en el hecho
sin derrumbar tu palacio
cuando agonizo despacio
y habito romo y deshecho
en tu puerta y en tu lecho.
Por qué me sangran heridas
si el caballo soltó bridas
al dormir santos sin dueños
en los imposibles sueños
que explotarán lo que pidas.


12 comentarios:

Leonel dijo...

Ya sebes que me encantan las decimas, y estas tuyas regalan muchas imágenes, sugerentes que pueden parecer enigmáticas, pero no tanto. En los momentos donde todo vale no sirven los nombre en los que creer, sirve más bien cerrar los ojos, derrumbar certezas y dejarse llevar sin pensar para evitar heridas más honda.
Después, los donde tampoco son necesarios, cuando hay azul, los sueños son capaces de incendiarse y de incendiar... si todo está cundido con asencio - el licor de lo bucólicos - entonces sabe de poesía.
Creo que en la decima puedes seguir explorando y diciendo, te queda muy tuya.
Un abrazo fuerte.
Leo

Charcos dijo...

Cada vez me encuentro más cómoda en las décimas (sorprendente teniendo en cuenta mi caos innato)será cuestión de ir ensayando y probando a ver dónde llego.

Mientras sepa a poesía yo feliz y ya puestos he convertido tu comentario en una décima express

Llegan los tiempos sin nombre
donde todo dicho vale
vagan sin credo que cale
la vista cerrada al hombre.
¡Que toda certeza asombre!
que sin paro fluya el río,
disuelva heridas y frío
azules sueños, silencios
en bucólicos asencios
mil décimas hoy ya crío


:) gracias mil Leo besicos por diez

Migli2007 dijo...

Me resultan tantas imágenes enigmáticas por cierto, pero donde esté el azul y los sueños, ya me siento acogida.
Mil abrazos para ti. Maffi
p.s. cuando hablas del asencio, es el absinthe con azucar quemada o no?

Charcos dijo...

Sabia elección querida Maffi, el azul y los sueños para qué más ?

Abrazos muchos para ti

Ps del que hablo es el comúnmente llamado ajenjo, que también se llama absenta o absinthe como tú dices. Usé el término asencio por aquello de cuadrar la rima (qué le vamos a hacer ;) ) lo que ya se me escapa es lo del azúcar quemada.

CAOS dijo...

Tienes razón...

HUÍ

pero ya me va llegando el latido de volver.

Saludos!

Charcos dijo...

;) Caos

Un abrazo

Pedro F. Báez dijo...

Tiene razón mi compatriota Leonel, que es decimista auténtico y de los mejores. No soy dado a fijarme en cánones ni reglas poéticas ni mucho menos a contar sílabas métricas, pero reconozco que hay definitivamente un arte insoslayable en la disciplina de aplicarlo y de hacerlo y tú lo has logrado con fluida soltura y cadenciosa, sostenida musicalidad. Te deseo lo mejor para 2011, por si acaso no nos "vemos" antes de que se acabe el año. Placer leerte. Gracias siempre por tus visitas y por tus apreciados y afectuosos comentarios.

Charcos dijo...

Mil gracias Pedro!!! yo tampoco me fijaba en cánones pero ando de aprendizaje a ver hasta dónde me lleva esta aventura. Te deseo todo lo mejor para tí querido Pedro, te lo diré más veces volando seguramente ;)

El placer es tenerte por mi rincón chico.

Besicos muchos

Paloma Corrales dijo...

Tienen música en sí mismas y se disfruta la lectura en voz alta. Desconozco las otras versiones, pero ésta me gusta.

Abrazote ;-)

Leonel dijo...

La décima que has escrito en tu comentario, merece que la publiques por si sola en una entrada, "Charquitos" tiene la música y la fluidez de la décima clásica.
Otro abrazo fuerte.
Leo

Charcos dijo...

y yo feliz que te gusten Paloma montones de abrazos para ti !!!
y besicos más

Charcos dijo...

Viniendo de ti es más que un honor Leo, me caí en todo el charco de la impresión

Abrazos muchos ;)